Siempre en directo:

806.51.19.32
>>> 24 Horas al dìa! * <<<

Adivinación

Tarot-24 ha elegido exclusivamente a adivinos que han sabido demostrar sus capacidades para ofrecer un servicio de adivinación eficaz que garantice óptimos resultados!

  Llame a la adivinación de Tarot-24 : Siempre activa 24 horas

806.51.19.32 

La adivinación o mantica es la práctica o la presunta capacidad de conseguir informaciones, creídas inaccesibles, de manantiales sobrenaturales; tal práctica a menudo se expresa por un ritual, generalmente en un contexto religioso, y puede basarse en la interpretación de señales, acontecimientos, símbolos o presagios o bien manifestarse por una revelación.

Hay sea prácticas de predicción del futuro de una persona, más cotidianas y a título individual, sea prácticas con características formales y sociales.

Quien practica la adivinación generalmente es llamado adivino o vate, pero debe ser tenido presente que cada arte adivinatorio tiene su término particular para indicar a la persona que interpreta los señales o recibe la revelación.

adivinacion

Quien se dirige generalmente a un adivino es llamado consultante, especialmente cuando lo hace a objetivo personal.

Cómo fenómeno cultural, la adivinación ha sido observada por los antropólogos en muchas religiones y culturas, en todas las épocas hasta hoy en día.

Cada cultura y religión ha desarrollado los mismos métodos de adivinación.

El hebraísmo, el Cristianismo y el Islam las excluyen totalmente.

El hinduismo admite muchas formas de adivinación, que les son codificadas en los Vedānta.

Lo que distingue las predicciones adivinatorias de las previsiones científicas es la ausencia de una causalidad demostrable entre el  señal interpretado y el resultado previsto, una unión que los partidarios suponen existir a nivel místico, intuitivo-religioso.

Por este motivo la adivinación, en varias épocas y culturas, ha sido considerada a veces una forma de superstición y hoy la comunidad escéptico científico occidental la considera, en algunas sus formas, un pseudoscienza.

Llame a la adivinación de Tarot-24 : Siempre activa 24 horas 24 

806.51.19.32 

La adivinación ha nacido a causa del pensamiento mítico de la prehistoria.

En los tiempos antiguos ha representado una evolución de conocimiento en un momento en cuyo ciencia y magia no fueron distinguibles; sólo en tiempos recientes, después de un desarrollo de casi tres milenios, son vistas cómo completamente antitéticas.

La misma ciencia a las alboradas o en los primeros momentos de investigación no negó la afinidad a una forma de magia: en el siglo XVI se llamaron "magia natural" las disciplinas que se habrían vuelto luego "científicas".

Antes de la llegada del método científico cualquier tipo de previsión recayó en el ámbito de la adivinación; con el desarrollo de las ciencias ha sido posible prever algunos acontecimientos de modo más o preciso, por ejemplo los eclipses, el clima y las erupciones volcánicas.

Hoy este ya no es considerado adivinación en cuanto estas previsiones se basan en observaciones empiriche y son explicadas por teorías que hacen exclusivamente referencia a fenómenos naturales, mientras la adivinación supone la influencia de la suerte o fuerzas sobrenaturales.

Así, como definición operativa, la adivinación puede comprender todos los métodos de pronóstico que no se pueden demostrar eficaces usando la búsqueda científica. Sin embargo también la adivinación preve un aproche racional se basado en el análisis de las señales o los presagios.

  Llame a la adivinación de Tarot-24 : Siempre activa 24 horas 

806.51.19.32